Páginas

19 de junio de 2010

Recuerdos

Hace un par de días llegué a casa y estaba reproduciendose un disco de Chet Baker. Me hizo retroceder en el tiempo, me acordé de aquella vez que estabamos viendo una presentación musical de los aristogatos mientras fumaba un habbano con Al Capone después de almorzar pastas.

Que gracioso cuando después de la tercera canción ese mono de veinticinco metros se trepó al Empire State, realmente fue algo fuera de lo cotidiano.

Lastima que todo terminó cuando enviaron a esos aviones con metralletas...

(suspiro)

...Que tiempos aquellos.

Me puse tan nostalgico que el pasado jueves fui a fumar un habbano con los amigos del hoy, en la ciudad del presente. ¡Por los viejos tiempos noche mendocina!

old times, my dear jazz friend

3 comentarios:

Petardo Contreras dijo...

cuanto lime jaja

Nicolás Gallar dijo...

Que buen habano.

Tadeo dijo...

Hay mejores habanos que ese. Estuvo bueno al principio después perdió el sabor.
Esa noche hubo muchos monos y mafiosos. Además de que cruzamos muchos vórtices, ya no somos los mismos.